domingo, 5 de febrero de 2017

¿Estamos preparados para el abismo?

A veces... me doy miedo. Miedo del poder de mis pensamientos, del poder de mis palabras. "Soy un faro en la oscuridad. Yo soy la luz." Dan Brown. Eso escribí en la Torre de Hércules, el día de la noche en que el milenario faro se iba a quedar sin luz.

Me gusta jugar con el binomio ☯️ luz/oscuridad, con el abismo, pero a veces siento que está tan cerca que me asusta.

"Apocalíptico todo", comentaba un seguidor en Twitter sobre el incidente en el faro, y sí, estoy de acuerdo, de hecho ya lo vengo anunciando en mi libro Mundo Abisal. La naturaleza está en peligro, nos está avisando de múltiples formas, pero el hombre, más centrado en sus propias necesidades, no es consciente de que la necesita, de que el mundo no existiría sin ella. 

Esta noche fue un rayo lo que apagó la luz, pero vendrán más rayos, más oscuridades... 

¿Estamos preparados para el abismo?

Virginia Romera Calleja

P.D. Por ser este un blog en positivo, agrego una ventana a la luz (y color) con esta bella foto de Carlos Durán López de los Menhires del parque escultórico de la Torre de Hércules: 



"Aún en las vidas más oscuras de vez en cuando sale el arcoíris." Anónimo.

domingo, 29 de enero de 2017

Leyuad, una película para vivirla, por y para el Sáhara.

"No esperéis gran cosa", así nos introdujo Gonzalo Moure, con su particular modestia, antes de proyectarse Leyuad, en su estreno ayer en A Coruña en el Centro Galego de Artes Da Imaxe, Filmoteca de Galicia. Le entiendo, siempre me gusta ir a ver películas, escuchar conciertos, leer libros,... sin expectativas, me gusta descubrirlos por mí misma, sin leer críticas previas, sí, me gusta que me sorprendan... y sí, Leyuad lo ha conseguido. 

Es una película-no película, porque crees estar dentro, es difícil de explicar, pero es como estar viviendo esa experiencia, acompañando en la sombra al coprotagonista que regresa al Sahara en búsqueda de sus orígenes y que, a su vez, vive en paralelo la historia de los otros protagonistas que viajan a Leyuad. Ambas historias se encuentran, al final, en el pozo de los versos. Y tú, tienes la sensación de beber de esa agua, de ese pozo, del propio desierto. 

No vayas a ver Leyuad si esperas una película al uso, ni un documental, ni siquiera una road movie. Gonzalo Moure, creador, director y guionista (del no guión) de Leyouad, parece haber creado un nuevo género: "filmivivir", una vez creado ya: "escrivivir". Hay que verla para entender que es una película diferente, sus protagonistas no son actores, ni van maquillados, ni vestidos de una forma distinta a como lo hacen en su día a día. Nada es fingido, lo que en ella ves es lo que hay, desde los impresionantes paisajes del desierto y de Leyuad, hasta el reloj Casio o la botella de plástico que usan sus protagonistas. No hay mentiras en Leyuad, es más, hay verdades. Verdades tan sencillas como lógicas. La verdad de un pueblo que es nación, la verdad de las cosas importantes de un país: su cultura, sus orígenes, su tradición, su poesía,... ¿En qué momento hemos perdido esas referencias en nuestra sociedad? En cierta medida, salí de la película y del posterior coloquio con una especie de zozobra, de envidia, por la lucha pacífica con la que los saharauis defienden su cultura y sus tradiciones.


Una vez proyectada, Gonzalo Moure, aclaró que la película es bastante masculina, pero que el papel de la mujer en el Sáhara es muy importante, es crucial. Y comentó que no hay mujeres como protagonistas porque el día que partían de viaje la poeta saharaui Ljadra Mint Mabruk no apareció y no podían esperar (grandes dificultades para programar la proyección, medidas de seguridad, permisos,...). 

MANUEL RIVAS. (Invitado de honor para presentar Leyuad en A Coruña). Habló del exilio, de su significado, tanto léxico, como histórico, también del momento actual, del silencio, de la suspensión de las conciencias. Y de su vivencia en el Sáhara, de las tablas de madera que usan los poetas saharauis para escribir los versos, llamadas luah. Tablas que vienen del mar y que llenan de poesía con tinta, y que cuando ya no hay más tablas, borran con agua y la poesía se va en ella, para dejar sitio a nuevas poesías. Gracias a esas tablas, a ese viaje y al retrato que un día hizo el escritor gallego Manuel Rivas del poeta saharaui Badi Mohamed, surgió el libro que inspiró a Gonzalo Moure a escribir "La Zancada del Deyar", que a su vez sirvió de inspiración para Leyuad.

BRAHIM CHAGAF. Nos explica que la escuela de cine saharaui surgió de unos talleres y que en el Sáhara la poesía es una herramienta para contar historias, para aprender.

Una de las afirmaciones que me encantaron de Brahim Chagaf, es que nos contó que los saharauis acuden a los abuelos para obtener conocimiento, ellos son bibliotecas, ellos guardan la tradición oral. 

Al hilo de esto y ya cuando el coloquio está a punto de terminar, la ministra de Cultura de la República Árabe Saharaui Democrática, Khadija Hamdi, nos habló de la iniciativa "Cuenta mi abuelo", que necesita más apoyo financiero, ya que las subvenciones que obtenían de ACNUR han caído. Como cuando escribo este post no encuentro nada en la web, le pregunto a Gonzalo (siempre accesible) y me responde más o menos: "Cuenta mi abuelo". Es para recoger historias de los mayores. Es muy importante, porque es una tradición oral, y con la llegada de la televisión y los móviles los niños habían perdido interés y se estaba desvaneciendo ese hilo conductor de la cultura saharaui.

Tengo que decir que todo esto me toca muy dentro, una de las personas más importantes de mi vida fue mi abuelo Antonio (todo un modelo de cultura para mí, nos escribíamos largas cartas, con él escribí por primera vez en una máquina de escribir y con él descubrí lo duro de perder a los seres queridos cuando eres tan solo una niña). Además, mis maestros de la vida, siempre han sido personas mayores, como el propio Gonzalo Moure, como mi profesor de yoga Antonio Riego, como el que fue mi maestro de Taichi, Michio Kodama o Nancy Pita, guía de la vida. 

Mi pregunta al final del coloquio y, en definitiva, deseo expresado en voz alta, en forma de pregunta, fue: Que a mí también me había llegado esa energía de Leyuad y creado la inquietud de saber más, que tenía la sensación de estar presenciando un momento importante, en la historia del Sáhara, en el futuro del RASD. Que si no creían que de alguna manera y gracias a que es una película que está viajando por todo el mundo (y ganando premios internacionales de cine), Leyuad podría ser la chispa necesaria para remover conciencias y podría darle la visibilidad necesaria al Sáhara para que hubiera un antes y un después de la película. Que me gustaría conocer sus "sensaciones" al respecto.

A grandes rasgos, Gonzalo, me respondió que él no era tan optimista como yo. La ministra de cultura hizo hincapié en la defensa de su cultura, de su historia. Del necesario apoyo de España en la solución pacífica de ese conflicto, que dura ya 40 años, para conseguir el referéndum.
Manuel Rivas, con posterioridad, comentó que él no era tan pesimista en este aspecto como Gonzalo. 

La ministra de cultura también agradeció a las familias de acogida allí presentes por darles la oportunidad a los niños y niñas saharauis de salir del calor del desierto en verano y la oportunidad de transmitir su cultura. Ya que como dijo la ministra, "es lo único que nos queda y aunque Marruecos se la quiera apropiar, es nuestra".


Y como yo también he ido sin guión, creo que, una vez empezado por el final, voy a hablar de algunos aspectos de la película en sí, teniendo en cuenta que no soy ninguna experta en cine y que no quiero desgranar Leyuad sino solo ofrecer algunas de mis percepciones:

ESPERANZA. Es la primera película saharaui, y no trata sobre el conflicto, sino que en ella se habla de la esperanza, de su cultura, de su pasado, es un semilla en el desierto para el futuro del Sáhara (metáfora que aparecerá en la película).

BUBISHER. Aparece en la película el “bubisher”, un pequeño pájaro del desierto, cuya llegada anuncia las buenas noticias, de hecho en el Sáhara se le conoce como el pájaro de la alegría. Como anécdota nos contaron que las mujeres cuando se casan van vestidas de bubisher. ¡Qué curioso! Bubisher, además, es el nombre del proyecto de bibliotecas y bibliobuses nacidos con el objetivo de llevar libros a los niños y a los adultos de los campamentos de refugiados saharauis situados en la parte más inhóspita del desierto del Sáhara. Es muy fácil y enriquecedor colaborar: www.bubisher.org

FOTOGRAFÍA. Maravillosa. Un 10 a INÉS G. APARICIO, directora de fotografía. Gran naturalidad y planos impresionantes, sobre todo en Leyuad, te llega la magia y la energía de ese lugar, diría que hasta sientes a los genios del desierto. Impresionante el plano de la montaña, separada (o unida) por esa cadena de piedras que parece una escalera, que une lo visible y lo invisible.

MÚSICA. Deliciosa. Otro 10 para GABO FLORES, su música y sus instrumentos (creados para la película) te sumergen en la historia y te balancean con ella.

SABIDURIA. Uno de los momentos más emotivos y más alegres de la película es la escena del abuelo con su nieto, donde se ve de una forma muy alegre y nada forzada ese vínculo intergeneracional de traspaso de conocimiento no solo por las palabras sino por el afecto y contacto.

POESÍA. Presente en toda la película, de una forma sutil, muy sutil... Poeta, guardián vivo del lenguaje de desierto. "Somos hijos de la tierra que nos ha visto crecer." 

En definitiva, he viajado al pozo de los versos, y deseo algún día poder nutrirme de su agua y escribir poesía a la sombra de Leyuad.



Gracias Gonzalo por Moure crear LEYUAD. 

Gracias Manuel Rivas por ser la semilla de esta bella película.

Gracias a todo el EQUIPO: Brahim Chagaf, Inés G.Aparicio, Limam Boisha, Gabo Flores y Nicolás F. Calvo.

Gracias Khadija Hamdi, ministra de cultura de RASD.

Pero sobre todo, gracias Gonzalo por el "tú puedes" y por el beso de la vida...

Virginia Romera Calleja



Datos a tener en cuenta:

República Árabe Saharaui Democrática (RASD; en árabe: الجمهورية العربية الصحراوية الديمقراطية, Al-Ŷumhūrīyyah Al-`Arabīyyah Aṣ-Ṣaḥrāwīyyah Ad-Dīmuqrāṭīyyah), es un Estado con reconocimiento limitado formado por la antigua provincia española del Sahara español que fue ocupada ilegalmente en 1976 por Marruecos y Mauritania y luego completamente anexada por Marruecos en agosto de 1979, al retirarse Mauritania de la zona que ocupaba.

La RASD ha sido reconocida por 84 Estados, si bien este número varía dependiendo de la fuente.

POETAS SAHARAUIS: Ljadra Mint Mabruk, Fatma Galia, Zahra Hasnaui,...

MANUEL RIVAS. Escritor y periodista gallego. Su lema es “Contra a indiferenza, sempre!”. Autor, por ejemplo, de "O lapis do carpinteiro" (El lápiz del carpintero) y el bello relato "La lengua de las mariposas", ambas historias llevadas al cine con gran éxito.


Quién es quién en LEYUAD:

Director, GONZALO MOURE:

Escritor español, principalmente de literatura infantil y juvenil, y autor de “La Zancada del Deyar”, libro que sirvió de inspiración para esta película, y en el que ya se hablaba de la necesidad de que los saharauis escribieran sus propios libros, dispararan sus propias fotografías y rodaran sus propias películas. Periodista, y apasionado por el cine.

Director, BRAHIM CHAGAF:

Director de cine saharaui (actualmente sigue los cursos para ser titulado en España). Alumno aventajado (y ya profesor) en la Escuela de Cine Abidin Khaid Saleh de los campamentos de refugiados del Sáhara.

Dirigió Patria dividida, el primer largometraje dramático del Sáhara, con el asombroso presupuesto de 100 euros.

Director: INÉS G. APARICIO:

Licenciada en Bellas Artes, fotógrafa, “casi” saharaui. Acudió al rodaje como directora de fotografía, pero poco a poco fue imprimiendo su huella. Y mucho más en la edición y montaje, en los que poco a poco fue “interviniendo” sobre el rumbo de la narración, mano a mano (cuatro manos) con Brahim Chagaf, hasta ganarse el sitio como coautora del film.

Guionista, LIMAM BOISHA:

Periodista saharaui, licenciado en Cuba, pero sobre todo poeta. Parte fundamental y fundacional de la Generación de la Amistad, y autor de “Los versos de la madera” y “Ritos de Jaima”.

Actualmente preside la Asociación Escritores por el Sáhara Bubisher.

Música, GABO FLORES:

Músico y artesano mexicano, de espíritu saharaui, radica en España. Director académico y uno de los fundadores de la Escuela Nacional de Música Saharaui. Acompaño un tiempo a Marian Hassan en sus conciertos y colabora con el rescate y fabricación de instrumentos tradicionales de la música saharaui. Compuso la música y como “luthier” elaboro instrumentos para la película, interpretándo los de viento, cuerda y percusión.

Productor, NICOLÁS F. CALVO:

Empresario que desde www.Dajla.Org aborda proyectos de cooperación; ha producido cortos sobre el Sáhara, su cultura y el futuro de sus jóvenes. Conoció al pueblo saharaui viajando al desierto que inspiro a escritores que admira, Sant Exupery y su “El Principito”, a Gonzalo Moure y su “Zancada del Deyar” o a Ricardo Gómez y su “Cazador de Estrellas”, historias que nacen en el desierto del Sáhara.

domingo, 22 de enero de 2017

Arrancando 2017 en autocaravana: Castilla y León, País Vasco y costa de Asturias

El 2017, tiene que ser un año 10 (2+1+7), así que para empezarlo bien, ¡qué mejor que coger la autocaravana y hacer lo que más nos gusta: viajar!

En esta ocasión nos hemos decantado por algo cercano (Castilla y León, País Vasco y Asturias), por la escasez de días (del 1 al 8 de enero) y de dinero ;)

Relataré el viaje, para que sirva de guía a otras personas que les apetezca conocer estos lugares y haré hincapié en datos útiles para el estacionamiento y pernocta de los autocaravanistas y furgoneteros. Contaré alguna curiosidad y en ocasiones algo más...  Podéis seguir la ruta en Mi mapa en mi Google Maps

CASTILLA Y LEÓN

Sahagún. Aparcar cerca de la Plaza de San Benito. Interesante ver: Arco de San Benito, iglesia de San Tirso y la plaza Mayor, estupendos bares con terraza para tomarse algo. Parada rápida para estirar las piernas, tomar el vermú y comer. www.villadesahagun.es/geoportal

Villadiego. Bien para parada breve. Simpático conocer la procedencia de la expresión Me tomo las de Villadiego. Tienen hasta una web y todo donde te lo explican: www.tomarlasdevilladiego.es

Tubilla del agua. Hicimos una parada breve con pequeña ruta hasta la Cascada. Algo mal conservado y señalizado, pero interesante de todas formas. Alba perdió el móvil y tuvimos que retroceder hasta que lo encontramos, caía ya la noche y hacía muchooooo frío.

Orbaneja del Castillo. Visita obligada. Pueblo en la ladera de la montaña, con cascada integrada en el mismo. Hay varios parkings, nosotros aparcamos en el de enfrente de la Cascada (42°50'06.1"N 3°47'33.7"W).


Bastantes rutas para hacer, algunas bastante largas, como la GR 99 Camino Natural del Ebro, y una pequeña ruta desde el final del pueblo hasta una cueva. Como no ha llovido, está seca y no es chula. Impresionante paisaje con las hoces y relieve de la montaña, que crean extrañas formas, entre ellas es fácil imaginar una de África (a ver si la encontráis). Ver en el pueblo: cueva del agua (abierta a partir de marzo).


Dormimos, en la soledad de una noche mágica, arropados por las montañas,... Un lujo, en nuestro Hotel de millones de estrellas...


Por la mañana empieza a llegar bastante gente y se instalan dos tenderos. Compramos un queso curado de oveja delicioso. Manolo nos cuenta cómo se vivía en esa época allí. Lo díficil de la vida. Le preguntamos por unos tablones de madera con piedras afiladas incrustadas que hemos visto en algunas casas y nos comenta que eran para trillar. Y que iban unos hombres a poner piedras afiladas en ellos. Nos cuenta que había siembra y que subsistían durante el invierno a base de lo que mataban (cabras, cerdos) y que él les compraba las pieles.

Por un lado, visitar el pueblo en esta época ha tenido su recompensa (poca gente), por otra, debido a la escasez de lluvias y de este año, la cascada no luce en su plenitud.

Mirador del Ebro (antes de Pesquera del Ebro). Cuesta llegar, pero las Impresionantes vistas del cañon del Ebro merecen la pena.



Pesquera del Ebro. Íbamos de paso, pero casi no pasamos. El pueblo se estrecha mucho, así que paramos para asegurarnos que podíamos cruzarlo sin problema. Aparcamos en la Iglesia de San Sebastián y fuimos andando hasta el puente medieval para comprobar que podíamos pasar con la AC (bien justitos) por los dos sitios complicados (el pueblo y el puente medieval). No está mal el pueblo. Conseguimos atravesarlo, no hacerlo significaría retroceder y hacer kilómetros de más. La carretera es algo estrecha, pero tiene poco tráfico. Cabe valorar  si vais en autocaravana en caso de ir en otras fechas con más turistas y más tráfico.



Dolmen La Cotorrita. Monumento megalítico fechado hace 5.500 años. Nos costó llegar, hay que aparcar en una explanada de tierra a unos 750m. Nos echamos unas risas (teníamos el dolmen para nosotros solos) y nos pusimos bien de barro en los pies... Obligada limpieza posterior de la auto. 


Eremitorio de San Pedro (Argés). Es una iglesia rupestre románica ubicada en Argés. También se le conoce por el nombre de Cueva de los gitanos. Se aparca en una explanada al lado de la carretera y luego hay que seguir las indicaciones, una pequeña subida. Es algo bastante curioso, una ermita excavada en la tierra. Un eremitorio es un lugar solitario habitado por un eremita o por varios que viven separadamente; a veces hay una ermita o capilla que puede ser lugar de peregrinación. (A otros nos gusta hacer tonterías en ellos... ;)




Puentedey. Un pueblo bien curioso, ubicado encima de un puente natural de roca, debajo del cual pasa el río Nela. El pueblo se ve que está en proceso de rehabilitación y adaptación al turismo. Como anécdota comentar que había unos burros bien simpáticos, con los que nos entretuvimos un rato, parecía que les gustaba nuestra compañía y nuestras caricias...


Pensábamos ir a Monte Santiago y el Salto de Nervión, pero como había poca agua, creímos que sería mejor dejarlo para otra ocasión, tampoco visitamos Ojo Guareña, ya que leí en su web que la cueva estaba cerrada y no abría hasta marzo.

Miranda de Pomar. Lo visitamos de noche porque íbamos a dormir allí (en una explanada que está detrás de un edificio que está enfrente de la policía). Tomamos algo en un bar de la Plaza Somovilla, los Condestables, está simpático ver la decoración: armadura completa y objetos de época. Por la mañana seguimos ruta, no nos dice mucho el pueblo, aunque sea monumental.

Frías. Uno de los pueblos más bonitos de España, aunque tuvimos mala suerte y llegamos cuando había niebla. Interesante: la arquitectura medieval, las casa colgantes y el Castillo (1,5€ persona). Amplia área de AC con todos los servicios (6€ día), con escaleras que te llevan hasta el pueblo de Frías. Como solo queremos aparcar, dejamos la auto al fondo de un amplio aparcamiento gratuito justo bajo el castillo, impresiona ver el Castillo desde fuera. Hay varios sitios de Menú por 10€, pero nos decantamos por hacernos unos espaguetis a la boloñesa. 


En la carnicería Hnos. Pérez compramos unas morcillas y chorizos caseros bien de precio. El chorizo está rico, pero si os gusta poco curado, las morcillas ya os diremos...

A la salida de Frías hay un bello puente medieval con un amplio espacio verde y área recreativa a la vera del Ebro. Fácil aparcar.

Tobera. Cascadas y Ermita. Al lado del pueblo de Frías seguir las indicaciones hacia cascada y llegas a la Ermita, aparcas en un descampado justo enfrente. 


Desde allí hicimos una ruta fácil de 1 km al lado de río que te lleva hasta Tobera. Vas viendo las distintas cascadas, le llaman el Paseo del Molinar por los antiguos molinos.




Salinas de Añana. Situado en el Valle Salado a 30 kilómetros de Vitoria-Gasteiz, en este paisaje salino el ser humano ha sabido aprovechar durante miles de años sus manantiales de agua salada para obtener un producto esencial para la vida, la sal. Las salinas de Añana son una de las fábricas de sal más antiguas del mundo, con más de 6.500 años de historia produciendo “oro blanco” de forma ininterrumpida. 

Creo que merece la pena, es bastante curioso e interesante, salinas de interior... Vemos que hay visitas guiadas a las salinas.



VITORIA-GASTEIZ.

Área Autocaravanas gratuita a 1,5 km del centro. Parking grande y si está completa, se puede aparcar en el resto de plazas sin problema. Suele haber unas cuantas. Desde allí se puede coger el bus 5 o el tranvía que te llevan al centro. Para el tranvía: comprar el ticket en la máquina de la misma parada y entrar, en principio no te piden el ticket, pero si te pillan sin él: 50 euracos. 

Para ir de Pintxos en Vitoria: 

En calle Cuchillería, Jalasleku para tomar las mejores croquetas que he probado nunca (a excepción de las de mi madre y las mía, claro...), muy variadas y riquísimas las de gulas al ajillo, de chipirón en su tinta y bacalao. También famosas las de La Riojana, pero solo en fin de semana y festivos, pero tienes pinchos ricos y se ve mucha gente comiendo, especialidad en tortilla.

Más cerca de la Plaza de la Virgen Blanca está el famoso Toloño, aunque por lo que se ve las tapas ricas son las caras, los pinchos que tomamos bastante normalitos. 

El Saburi: variado y rico.

El Dólar: famosos y ricos los champis, barato y ofertas, aunque el local en sí es cutre y los baños muy sucios.

Cerca de la catedral: el Tulipán Blanco: morcillas (muy ricas) y chorizos al infierno (se les acabaron). 

Y algo más abajo haciendo esquina otro de barrio y tapas ricas Los amigos.

Qué ver en Vitoria: 

La Almendra Medieval es el Casco Viejo Medieval. Lo llama así por su parecido a una almendra. La Catedral: visitas guiadas a las obras 10 €. Y el Museo de Naipes (entrada gratuita) cierran al mediodía. 


Y detenerse en los creativos murales de las medianeras, fruto de certámenes anuales.












Parque de la Florida, precioso kiosko y es simpático el belén a tamaño natural por todo el parque.

Paseo Fray Francisco de Vitoria, en este bello paseo veremos edificios impresionantes, como el Ajuria Enea, un palacio que constituye la residencia oficial del Lehendakari, así como el museo de Bellas Artes de Álava (foto).


Y algo que nos encanta: callejear... 



Lekeitio. Área de AC antes de entrar en el pueblo (750m.), señalizada. 3€ para usar el agua
Pueblo con puerto, bares con terraza. 2 playas. Parece que en verano se llena, también el área, pero parking grande. En foros ponen que te multan si aparcas fuera del área. Ver: iglesia, vistas desde el fondo del pueblo y visitar o paseo hasta ermita y faro.




Bermeo. Antes de llegar al pueblo se puede parar en un mirador al lado de la carretera, desde donde se ve la Isla de Ízaro y la plataforma (antes petróleo, ahora de gas).

Pasando el pueblo y siguiendo las indicaciones llegas al parking y área de autocaravanas (gratis) al lado del cementerio y campo de futbol. Andando bajas al pueblo. Pueblo marinero (ballenas) con puerto y bares en esa zona. Museo de la pesca 3€ y reducida.


San Juan de Gaztelugatxe. Impresionante, pero OJO parece ser que en verano y en otras fechas se pone hasta arriba de gente. Se aparca en el parking , al lado de restaurante Eneperi (gran barra de pinchos) y desde allí se toma un sendero hacia la ermita. A lo alto de la peña donde se encuentra la ermita de San Juan de Gaztelugatxe, se accede tras subir 241 escalones, pero para acceder a la base de la escalera hay que bajar el acantilado, unos 15 minutos a pie, por lo que desde el parking, contar con 1hora 15 minutos para hacer todo el recorrido de ida y vuelta. Nosotros nos lo tomamos con muchaaa calma y disfrutamos de cada paso, haciendo fotos y de paso descansando un poco ;) Vimos algunos valientes que empezaron a subir las escaleras corriendo, pero llegaron extenuados... Las vistas, como digo, son impresionantes y la ermita por dentro es muy curiosa, aunque esté cerrada se puede ver más o menos a través de la ventanuca de la puerta.




Curiosidades: En 1963 se colocó en el fondo del mar una imagen de la Virgen de Begoña.

No te olvides: Dice la tradición hay que tocar tres veces la campana en la ermita de San Juan de Gaztelugatxe para que se cumpla un deseo o ahuyentar los malos espíritus. Yo preferí pedir un deseo, veremos si se cumple...

Además, la magia de este lugar me inspiró un microrrelato...

BILBAO.

Parking Autocaravana en Monte Koreta (mirad en la foto que vistas nocturnas de todo Bilbao). 15€ 24h. Vigilado y con todo los servicios. Impresionantes vistas. Al lado del parking también hay varias autos que duermen. A 2 minutos del área hay parada del bus 58. Pasa cada 15 minutos los días laborales, y cada 30 los festivos y domingos. Paramos en la parada más céntrica de la catedral (Atxuri), unos 20 minutos de trayecto en bus.

Ver: Zona centro, catedral de Santiago. Zona para vinos y pinchos y comer. Nosotros comimos bien en el Rio Hoja, son típicas las diversas cazuelitas: muy ricas las de bacalao y chipirones en su tinta. Rico el pastel de cabracho y croquetas.

La Alhóndiga es un centro cultural con expos, biblioteca, mediateca, cines y zona comercial. Interesante arquitectónicamente por fuera y por dentro.

Paseo a lo largo del Nervión. Puente de Calatrava. Gugengehein.





ASTURIAS

Llanes. Pendiente de que abran un área de Ac en la Talá (Adrín). Aparcamos en parking al lado del pueblo y enfrente de la playa, en invierno parece que dejan aparcar Ac en verano no: 43.422937,-4.754616


Ver: Puerto, los cubos de la memoria (bloques de hormigón pintados de colores por Ibarrola), información turística en antigua Lonja, Centro, antiguo Casino (ahora centro cultural), muralla, Torre medieval, iglesia, ... Mucho que ver, también se puede hacer la ruta cinatográfica con ambientaciones de películas como el Orfanato. Nos gustó mucho el pueblo.

Playa Gulpiruri. Impresionante, una pequeñisíma playa interior. Es la playa más pequeña del mundo, con apenas 50 metros de largo. OJO que se queda sin arena cuando hay marea alta. Consultar mareas. 


Cuevas del mar. Complicado llegar con la. Auto. Tuvimos que aparcar aquí (43.456100,-4.937883) porque la baja altura de un túnel de piedra natural nos impidió continuar la carretera. Consultar mareas ya que si está la marea alta no se ve lo bonito (huecos tipo la playa de las catedrales) y es una playa normal. Vemos que también hay rutas, como en casi todos los sitios que estamos visitando, especialmente en esta zona de Asturias.


Sidrería El Texu (en Meluerda). Muy majos. Atención rápida y comida rica. Te aconsejan bien. 4 personas y no llegó a 50€. Cachopo. Imprescindible probar los tortos mixtos (torta de maíz frita acompañada de una especie de picadillo (zorza) y queso de cabrales. Muy rica la sidra y buen arroz con leche casero.


La Cuevona. Estupenda cueva con estalactitas atravesada por la carretera. La autocaravana pasa justita, pero sin problema. Mejor a pie para disfrutarla más, con lo que nos costó llegar... carreteras bastante estrechas.


AVILÉS. Centro Niemeyer. Centro cultural (teatro, musicales,...) Curiosos e impresionantes edificios del arquitecto brasileño Niemeyer (únicas edificaciones en España). Exposiciones en cúpula y en el otro edificio (formas redondeadas de mujer). El tercer edificio parece un platillo volante. Entrada: 3€ una expo y 5€ las dos. De 6 a 7 gratis. Cierran a. Las 7:30. Sin problema y gratis parking para la ac. www.niemeyercenter.org A mí me gustó mucho, en especial la expo "Julio Verne, los límites de la imaginación"; además al salir de las expos, era de noche y estaba impresionante. 



Cudillero. Aparcamos en el puerto con alguna autacaravana y furgonas. Sin problema, quizá en verano no dejen. Señales de no circular en el pueblo, encajonado. Mejor aparcar la auto en el puerto e ir andando al pueblo, a tan solo 5 minutos. Curioso ver las estrechas calles y casas de los marineros. Miradores subiendo por el pueblo.


Ribadeo. Illa Pancha. Seguir las indicaciones y se llega al mirador desde donde se ven los dos faros, no se puede pasar, solo ver desde el mirador desde donde está hecha la foto (parece ser que lo van a reconvertir en hotel de lujo y que abre en marzo, la verdad es que creo que se le podría dar un uso público museo relacionado con el mar, aula de naturaleza,... y que todos pudiéramos disfrutarlo). Magníficas vistas de la costa y ría que separa Asturias y Galicia. Sigues las indicaciones y pronto llegas por la costa al medio puente que se ve desde la A8 y al Fuerte de San Damián. Bien también para aparcar y dar un paseo, y tomar alguna foto. Hay escaleras que bajan a las playas pequeñitas. 


Vilalba. Para despedir el viaje con buen sabor de boca, paramos en restaurante Os Pios, para probar el famoso capón de Vilalba. Entre otras cosas pedimos 1 de capón para probar (a 22€ el plato no vale la pena arriesgar) y aún estando rico, no me parece que merezca la pena ni de largo, 3 trocitos, 1 de ellos el cuello y otro con bastante hueso. Ración escasa, acompañamiento y salsa rica, pero claro, le quitan el poco sabor al capón. Ningún detalle, pese a pagar casi 90€. El jamón de Salamanca, parecía gallego: poco curado. Vaya...que comimos gracias a que mi hijo compartió su chuletón de buey. Yo no repetiría, ni repetiré.

En resumen, han sido unas vacaciones estupendas donde hemos disfrutado en familia del buen tiempo, de los lugares y gentes maravillosas que nos ofrece el norte de España y también de su rica gastronomía. 


Espero que os haya sido útil mi relato, si así es, me encantará leer vuestros comentarios.
Por cierto, si sois aventureros y os apetece llevar algo de lectura para el viaje os invito a conocer mi "Mundo Abisal", un libro del tipo de los de elige tu propia aventura que te incitará a vivir 14 andanzas diferentes. Tenéis más información en www.babidibulibros.com/libro/mundo-abisal y podéis ver el booktrailer en https://youtu.be/A_p2LgLOoc8

¡Hasta pronto amig@s! Deseando que lleguen las próximas vacaciones... podéis dejarnos sugerencias...

©Texto: Virginia Romera Calleja

©Fotografía: Carlos Durán López

http://cdlfotografia.wixsite.com/portafolio

(El resto de fotos sin marca de agua son mías y son del móvil sin editar)

sábado, 24 de diciembre de 2016

Vicky, Victoria y Victorialand

Dicen que tener un amigo, es tener un tesoro y yo... creo que es cierto. Es muy difícil conseguir alimentar una amistad y que esta no rompa por alguna u otra causa.

El 1 de noviembre de 2014, tras los conciertos del "Coruña Music Day", donde tocaron Placebo, Belako, El Columpio Asesino y Triángulo de Amor Bizarro, conocí a Vicky. Me alegro de que el destino la pusiera en mi camino.

Victoria, ayer fue su santo y a pesar de su nombre, Vicky ha tenido que sortear muchos problemas en su vida y aún así, es de las pocas personas que conozco que siempre está más atenta de los que la rodean que de ella misma. Creo firmemente que su VICTORIA está por llegar, así que confía mi niña, que todo lo bueno se hace esperar, eres una gran artista y una gran amiga, quería que lo supieses, ya que como me dijiste ayer, pocas personas son capaces de verbalizar estos sentimientos, tan necesarios, tan nutritivos para nuestra alma.



También quería que conocieseis su faceta de artista, su mundo, su escapatoria, su Victorialand, estos son los dos cuadros que me guían todos los días en mi faceta de escritora.


Este es el cuadro que le regaló a Carlos Durán López para que nunca olvide su don para la fotografía.


Este me encanta también... ¿por qué será?



Mirad también ideas para regalar a los peques y no tan peques.



Esta su faceta más artística.



Y aquí en pleno trabajo en su mural para las Meninas de Canido (Ferrol).



Como veis, Vicky es una mujer camaleónica, que tiene un gran control de la técnica, derivado de sus estudios en Bellas Artes y de su gran experiencia y perseverancia como pintora.

Podéis ver y adquirir sus bellas obras en el Facebook de Victoria Casas Lage o pinchando directamente AQUÍ

¡Te quiero sirenita abisal!

Virginia Romera Calleja